Disminución severa en número de orcas durante la última Edad de Hielo.

 

Imagen

Crédito: Rus Hoelzel, Universidad de Durham

Esta foto muestra a una orca  del Pacífico Norte Oriental.

 

4 de Febrero del 2014. Science Daily. Investigadores de la Universidad de Durham mencionan que la secuenciación del genoma ha revelado una caída global en el número de orcas durante la última Edad de Hielo, en momentos en que la productividad del océano puede haber sido muy reducida. Los científicos estudiaron las secuencias de ADN de las comunidades de orcas en todo el mundo.

Encontraron una severa pérdida de diversidad genética hace aproximadamente 40.000 años, cuando gran parte de la tierra estaba cubierta de hielo.La única excepción a esto fue encontrada en una población de orcas en las costas de Sudáfrica, que conservaba una alta variación en la diversidad genética.

Una mayor diversidad genética indica un mayor tamaño de la población, los investigadores creen que la comunidad sudafricana de orcas escapó del cuello de botella que enfrentan otras comunidades.

Un factor importante podría haber sido el sistema de afloramiento Bengeula que ofrece agua fría rica en nutrientes a los océanos frente a Sudáfrica que se mantiene estable a pesar de la última glaciación.

Esta agua rica en nutrientes hubiera sido capaz de mantener los suministros de peces y delfines de las que se alimentan las orcas en esta parte del mundo.

Otros sistemas de surgencia importantes de todo el mundo son las corrientes de California; Humboldt frente a la América del Sur; y las corrientes de Canarias frente a la costa del norte de África – fueron ya sea interrumpidas o se derrumbaron por completo durante los últimos períodos glaciales del Pleistoceno o (hace 40.000 a 2,5 millones de años).

Esto podría haber reducido el suministro de alimento para las orcas en estas áreas, lo que lleva a disminución en su población. Adicional a la investigación mirando la diversidad genética de otros depredadores superiores del océano, como los tiburones, también podría sugerir un impacto negativo en sus poblaciones.

Tal hallazgo podría apoyar las preocupaciones sobre los posibles cambios de impacto en el clima que podrían tener sobre los ecosistemas oceánicos en el futuro. La investigación, fue financiada por el Consejo de Investigación del Ambiente Natural en el Reino Unido, se publica en la revista Molecular Biology and Evolution. Durante los períodos glaciales anteriores, era probable que las poblaciones de orcas se mantuvieran estables en tamaño.

Si bien hay muchos factores que afectan a las poblaciones de orcas, los investigadores descartaron la caza como un efecto sobre el cuello de botella en las poblaciones, porque la caza por el hombre primitivo no pudo haber pasado en una escala suficiente para promover el descenso mundial en el número de orcas durante ese período.

El profesor Rus Hoelzel, de la Escuela de Ciencias Biológicas y Biomédicas dice “Las orcas tienen una distribución mundial amplia, rivalizando con la de los humanos al mismo tiempo, tienen muy bajos niveles de diversidad genética.. “ datos sugieren que una severa reducción en el tamaño de la población durante el período más frío de la última Edad de Hielo ayudaría a explicar esta baja diversidad, y que podría haber sido un evento que afecta a las poblaciones de todo el mundo.

“Sin embargo, un evento global es difícil de explicar, ya que las poblaciones de orcas regionales de hoy en día parecen muy aisladas unos de otros. Lo que podría haber afectado a varias poblaciones de todo el mundo, todo al mismo tiempo.” “Los altos niveles de diversidad que encontramos en la población de Sudáfrica sugieren una posible explicación. Estas orcas viven en un entorno que ha sido muy productivo y estable por lo menos durante los últimos millones de años, mientras que algunos datos sugieren que la productividad del océano puede tener reducido durante el último período glacial en otras partes del mundo.”

“Si este es el caso, entonces la investigación adicional puede sugerir un impacto en otros grandes depredadores del océano durante este tiempo. También apoyaría las preocupaciones sobre el potencial de las alteraciones climáticas para impactar los ecosistemas marinos en el futuro.”

Anuncios

Importancia de los Tiburones

Imagen

Crédito: Shaw Heinrich

30 de Mayo del 2013. Science Daily. De acuerdo con investigadores de la Universidad de British Columbia los tiburones valen más en el océano que en un plato de sopa.

Un nuevo estudio, publicado  Oryx – La Revista Internacional de Conservación, muestra que el ecoturismo de tiburón genera actualmente más de $314 millones de dólares  al año en todo el mundo y se espera  más del doble,  a $780  millones de dólares en los próximos 20 años.

En comparación, el valor de los desembarques de la pesca de tiburones a nivel mundial  actualmente  es de $630 millones de dólares y ha estado en declive durante la última década. Se estima que unos 38 millones de tiburones fueron asesinados en 2009 para alimentar solo el comercio mundial de aletas.

La emergente industria del eco turismo de tiburón atrae casi  600 mil  observadores de tiburones al año, y apoya directo a 10 mil  puestos de trabajo. Es muy claro que dejar los tiburones en el mar vale mucho más que ponerlos en el menú.

Un estudio de la UBC muestra que el ecoturismo de tiburón genera actualmente más de $314 millones de dólares al año y se espera que más del doble en los próximos 20 años.

Rashid Sumaila, autor principal y director del Centro de Pesquerías de la UBC resalta que los tiburones son lentos para madurar y producen pocas crías. La protección de los tiburones vivos, especialmente a través de las áreas dedicadas a la protección, puede beneficiar a un espectro económico mucho más amplio al tiempo que ayuda a recuperar la especie.

El equipo de investigadores de la UBC, de la Universidad de Hawái y la Universidad Autónoma de Baja California Sur en México examinó las pesquerías de tiburones y los datos de eco turismo de tiburón de 70 sitios en 45 países. Casi $124 millones de  dólares del turismo fueron generados anualmente en el Caribe, desde del eco turismo de tiburones, apoyando a más de 5.000 puestos de trabajo. En Australia y Nueva Zelanda, 29 mil observadores de tiburones ayudan a generar casi $40 millones en el gasto turístico un año.

www.sciencedaily.com/releases/2013/05/130530192429.htm

 

El inexplorado mar abierto

3 de Agosto del 2010.Science Daily. Una nueva investigación de la Universidad de Sheffield, descubrió en las profundidades del océano abierto el mayor hábitat para la vida en la Tierra, esta es actualmente la zona menos explorada de la mar.

La investigación, publicada en la revista PLoS ONE, tiene mapeada la distribución de registros de especies marinas y han encontrado que la mayor parte de nuestro conocimiento de la biodiversidad marina proviene de las aguas poco profundas, en donde existe pesca de altura.

Se dice que el fondo del mar es el mayor hábitat de nuestro planeta y que más personas han viajado al espació que a las profundidades de nuestro planeta pues dos terceras partes del planeta están cubiertas por océanos y buena parte de ellos permanecen inexplorados. Esta área es el hogar de incontables especies, incluyendo tiburones de boca ancha, el calamar gigante, y un sin fin de especies más pequeñas y otros organismos planctónicos.

En el océano abierto se crea una estructura distinta debido a que entran los rayos de sol. La parte iluminada por la luz del sol y que está en contacto con la atmósfera se denomina zona de superficie, esta se  extiende a alrededor de 500 pies (152 metros) en  varias partes del océano. Las diferencias de la temperatura y salinidad son neutralizadas por las olas y turbulencias.

 

Imagen

 

Bathycyroe fosteri (Orden Lobata). Dudley Foster, piloto de la Marina de los EE.UU. sumergible Alvin, que recogió la primera muestra, es común en las colecciones de plancton pelágico. Etenóforo lobate encontrado a profundidades intermedias en todos los océanos. Esta especie es muy común y abundante Etenóforo cerca de la cordillera en medio del Atlántico.

Crédito: MAR-ECO/Marsh Youngbluth

 

La investigación dirigida por el Dr. Tom Webb, un Research Fellow de la Royal Society y el Ecologista  marino del Departamento de Ciencias Animales y Vegetales de la Universidad, junto con el (OBIS) secretaría Océano Sistema de Información Biogeográfica en la Universidad de Rutgers, y el Consorcio para Liderazgo Oceánico en los EE.UU.

El equipo utilizó datos de OBIS, que recopila toda la información disponible sobre distribución geográfica de la vida marina, para trazar la posición en el agua de siete millones de registros de especies marinas. Ellos combinaron estos datos con un conjunto de datos independientes de la superficie del fondo del océano, y luego se atribuye cada registro por separado a una posición en el mar, para que puedan ofrecer un análisis global de la distribución en profundidad de biodiversidad marina registrada.

Las casi ilimitadas aguas profundas del mar son inexploradas debido a una creencia, primero expresada por Charles Wyville Thomson, líder del challenger Expedición de la década de 1870,  puso en marcha de manera efectiva la disciplina de la biología en  aguas profundas.

Muestreos recientes y el empleo de nuevas técnicas han puesto de manifiesto que este no es el caso, y la zona pelágica profunda está en realidad llena de vida. El panorama mundial proporcionado por este nuevo estudio ha dado lugar a las peticiones de mayor exploración de la última frontera de la Tierra, investigación de la biodiversidad.

Revelación de biofluorescencia en peces

Enero 9, 2014. Science Daily.Un equipo de investigadores dirigido por científicos del Museo Americano de Historia Natural ha publicado el primer informe de biofluorescencia generalizada en el árbol de la vida de los peces, la identificación de más de 180 especies que brillan en una amplia gama de colores y diseños. Publicado hoy  PLoS ONE, la investigación muestra que biofluorescencia – un fenómeno por el cual los organismos absorben la luz, la transforman y expulsar como un color diferente  es común y varía entre las especies de peces marinos, lo que indica su potencial uso en la comunicación y el apareamiento. El informe abre la puerta para el descubrimiento de nuevas proteínas fluorescentes que podrían ser utilizados en la investigación biomédica.

Durante mucho tiempo se ha conocido de la biofluorescencia marina en organismos como los corales, medusas, e incluso en los animales de la tierra, como las mariposas y loros. Sin embargo, la biofluorescencia en peces solo se ha reportado en muy pocas investigaciones. Este trabajo fue el primero en examinar la amplia distribución de biofluorescencia en peces y será una nueva aérea de investigación, dijo el co-autor John Sparks, un conservador en el Museo de Ictología. Viceversa

A diferencia del entorno a color que los humanos y animales terrestres habitan, los peces viven en un mundo que es predominantemente azul, ya que, con la profundidad, el agua absorbe rápidamente la mayor parte del espectro de luz visible. En los últimos años, el equipo de investigación ha descubierto que muchos peces absorben la luz azul restante y re-emiten en los verdes de neón, rojos y naranjas.

Mediante el diseño de iluminación científica que imita la luz del océano, junto con las cámaras que pueden capturar la luz fluorescente de los animales, ahora se puede echar un vistazo a este universo biofluorescente  oculto. Muchos habitantes del arrecife de poca profundidad y los peces tienen la capacidad de detectar la luz fluorescente y pueden estar utilizando biofluorescencia de manera similar cómo los animales usan la bioluminiscencia, para encontrar compañeros y para camuflar.

Las investigaciones de biofluorescencia de peces comenzó cuando Sparks y Gruber observaron casualmente la fluorescencia de la anguila verde en las Pequeña Isla Caimán mientras que al mismo tiempo se imaginaban la

Biofluorescencia de coral para una exposición en el Museo Americano de Historia Natural en la exhibición Criaturas de exposición de luz: Bioluminiscencia en la naturaleza.

Para profundizar en este fenómeno, Sparks, Gruber, y los investigadores del Laboratorio John B. Pierce de la Universidad de Yale, la Universidad de Kansas, y la Universidad de Haifa, Israel, junto con los fotógrafos y videógrafos profesionales, se embarcaron en cuatro expediciones con tecnología de punta a las aguas tropicales de las Exumas en las Bahamas y las Islas Salomón. Durante las inmersiones nocturnas, el equipo estimuló biofluorescencia en peces con alta intensidad de luz azul. El espectáculo de luz bajo el agua resultante es invisible para el ojo humano. Para grabar esta actividad, los investigadores utilizaron cámaras submarinas hechas a medida con filtros amarillos, que bloquean la luz azul, así como viseras amarillas que les permiten ver el resplandor biofluorescente al nadar en el arrecife.

La expedición más reciente fue el de las Islas Salomón Explore21, el primer viaje de una nueva iniciativa de museo que apoya el trabajo exploratorio de campo que es multidisciplinar y fuertemente integrado con las tecnologías emergentes. Desde el buque de investigación Alucia los científicos realizaron inmersiones de buceo técnico y descendieron sumergible para examinar la biofluorescencia del arrecife de coral hasta 1.000 metros.

Estas expediciones revelaron un zoológico de peces biofluorescentes  tanto cartilaginoso (por ejemplo, los tiburones y rayas) y óseo (como las anguilas) localizados camuflados en los arrecifes de coral. Por la obtención de muestras e imágenes en las aguas de las islas, la realización de estudios complementarios en los acuarios públicos después de las horas, los investigadores identificaron más de 180 especies de peces biofluorescentes, incluidos los patrones de emisión de cada especie, entre parientes cercanos.

Imagen

 

Los investigadores descubrieron una rica diversidad de patrones fluorescentes y colores en los peces marinos, como se ejemplifica aquí. A) Cephaloscyllium ventriosum B) Urobatis jamaicensis C) Soleichthys heterorhinos D) Cociella hutchinsi E) Saurida gracilis F) Antennarius maculatus G) Synanceia verrucosa H) Kaupichthys brachychirus I) Kaupichthys nuchalis J) Corythoichthys haematopterus K) Gillellus uranidea L) Eviota sp M) Eviota atriventris N) Acanthurus coeruleus O) Scolopsis bilineata

También se observó que muchos peces biofluorescentes tienen filtros de color amarillo en los ojos, posiblemente, lo que les permite ver las pantallas fluorescentes ocultas que se desarrollan en el agua. Aunque se necesita más investigación, este hallazgo indica que biofluorescencia podría ser utilizado para la comunicación interespecífica mientras permanece camuflada a los depredadores. Esta capacidad podría ser especialmente importante durante las lunas llenas, cuando se ha demostrado que los peces participas en los rituales de apareamiento.

La investigación reveló que biofluorescencia en peces es extremadamente variable, que van desde simples a anillos oculares brillantes como moco verde secretada en el exterior de los peces a los patrones fluorescentes complejos de todo el cuerpo, incluyendo internamente, lo que sugiere que la capacidad de resplandor se desarrolló un número de veces en los peces. El estudio adicional sobre la mecánica de este fenómeno podría descubrir nuevas proteínas fluorescentes para su uso en biología experimental.

El descubrimiento de la proteína verde fluorescente en una medusa hidrozoa en la década de 1960 ha proporcionado una herramienta revolucionaria para los biólogos modernos.Este estudio sugiere que biofluorescencia en peces podría ser otro rico reservorio de nuevas proteínas fluorescentes.

Fuente: http://www.sciencedaily.com/releases

/2014/01/140109004259.htm

IMPACTO DE LA PESCA EN ARRECIFES DE CORAL

Diciembre 4, 2013. Science Daily. Un equipo de científicos dirigido por investigadores de la Institución Scripps de Oceanografía en la Universidad de California San Diego, ha elaborado un importante informe sobre el impacto de la pesca sobre un grupo de peces para proteger la salud de los arrecifes de coral. El informe, publicado en la revistaProceedings de la Royal Society ofrece datos clave para el establecimiento de objetivos de gestión y conservación para proteger y preservar los arrecifes de coral frágiles.

Más allá de su belleza natural y los beneficios monetarios por el turismo, los arrecifes de coral ofrecen un valor económico estimado en miles de millones de dólares para las sociedades de todo el mundo. El estudiante de Scripps Master’s Clinton Edwards, su asesora Jennifer Smith y sus colegas del Centro para la Biodiversidad Marina y Conservación en Scripps junto con científicos de varias instituciones internacionales, han reconstruido la primera síntesis global sobre la situación de los peces que se alimentan de las plantas de los arrecifes de coral de todo el mundo. Los peces que se alimentan de las plantas de arrecifes de coral son vitales para la salud de  estos ecosistemas debido a su papel en el consumo de algas, los conocidos informalmente como “cortadoras de césped” del arrecife. Sin las cortadoras de césped, las algas pueden crecer demasiado y deja  fuera de competencia a los corales, esto afectaría  drásticamente el ecosistema del arrecife.

Image

Los peces loro (Scaridae) son los más grandes herbívoros de arrecife de coral.

Imagen tomada de: http://www.sciencedaily.com/releases/2013/12/131204091620.htm

Uno de los hallazgos más importantes de este estudio es que muestran evidencias convincentes de que la pesca está afectando a algunas de las especies más importantes en los arrecifes de coral. Por lo general, tendemos a pensar solo en la pesca que afectan los peces pelágicos grandes como el atún, pero en esta ocasión vemos grandes impactos en los peces de arrecife que son aún más pequeños, especialmente los herbívoros. Esto es particularmente importante ya que los corales y las algas siempre están compitiendo activamente entre sí por el espacio y los herbívoros en eliminar las algas y permitir que los corales sean dominantes. Tenemos que centrarnos más en la protección de este grupo clave de peces en todo el mundo, si esperamos tener arrecifes saludables y productivos en el futuro.

También se encontró que la pesca en arrecifes de coral altera toda la estructura de la comunidad de herbívoros lo que reduce el número de peces grandes para alimentación tales como herbívoros y “excavadores” mientras que aumenta el número de especies pequeñas como damiselas territoriales de algas que favorecen dañando el crecimiento excesivo de algas.

Los resultados muestran que los arrecifes en los que ha habido pesca pueden carecer de la capacidad para proporcionar funciones específicas que se necesitan para mantener la salud del arrecife.

Los autores sostienen que las pruebas de su evaluación se deben utilizar en la gestión y conservación de los arrecifes de coral, los cuales ofrecen datos regionales gestores para mostrar si los herbívoros clave se pescan muy poco y cuando se han recuperado con éxito en las áreas marinas protegidas.

Esta evaluación nos permite establecer objetivos de gestión en las diferentes regiones de todo el mundo.

El gobierno puede utilizar estos datos como una línea de base para establecer objetivos y desarrollar las áreas de ordenación pesquera especifica de herbívoros.

La investigación fue financiada por la Fundación Nacional de la Ciencia y de la NOAA a través del análisis comparativo de la Organización de los Ecosistemas Marinos programa (CAMEO).

Fuente: http://www.sciencedaily.com/releases/2013/12/131204091620.htm

Efectos de la pesca en tiburones.

Enero 30, 2014. Science Daily. Un nuevo estudio dirigido por científicos de la Universidad de Miami (UM) Abess Centro para la Ciencia de Ecosistemas y Política y la Escuela Rosenstiel de Ciencias Marinas y Atmosféricas investigó cómo varias especies de tiburones costeros responden al estrés de la pesca captura-liberación. Los resultados revelaron que cada uno de las especies de tiburón respondió de diferente manera. Sin embargo, los tiburones martillo son los más vulnerables a luchar contra una línea de pesca.

Image

 

Equipo de investigación atrayendo al tiburón tigre (Galeocerdo cuvier)

para comenzar a muestrear.

Credito: Christine Shepherd

Los científicos de la UM simularon la pesca de captura-liberación en cinco especies de tiburones: tiburón martillo, punta negra, toro, tiburón limón y tiburón tigre; en el sur de Florida y aguas de las Bahamas. Los investigadores tomaron muestras de sangre para examinar el estrés, incluyendo el pH, el dióxido de carbono y los niveles de lactato, se realizaron pruebas de reflejos y se utilizaron etiquetas de satélite para observar su supervivencia posterior a la liberación. La línea de pesca afectaba significativamente los niveles de lactato en la sangre de los tiburones, de forma similar a lo que ocurre con los seres humanos durante el ejercicio físico intenso, que se ha relacionado con la mortalidad en muchas especies de peces. El estudio revela que, incluso con una mínima línea de pesca, el tiburón martillo exhibe los más altos niveles de acumulación de ácido láctico de todas las especies estudiadas, seguidas del tiburón puntas negra, el toro, el limón y el tiburón tigre. Las etiquetas de satélite exponen también que después de la liberación, el tiburón martillo es más propenso a morir más pronto que su tasa de mortalidad.

Los resultados muestran que mientras que algunas especies, como el tiburón tigre, pueden mantener e incluso recuperarse de una pesca de captura-liberación mínima, otros tiburones como el tiburón martillo son más débiles. El  estudio también reveló que solo porque un tiburón salga nadando de la captura no significa que vaya a sobrevivir. Esto tiene serias implicaciones porque aquellas especies frágiles tal vez necesitarían ser manejadas separadas, sobre todo si nos estamos esforzando para la sostenibilidad de las capturas y la pesca de liberación e incluso en escenarios de captura incidental.

El coautor del estudio el Dr. Neil Hammerschlag, profesor asistente de investigación en la UM añade que muchas poblaciones de tiburones en todo el mundo están disminuyendo debido a la sobrepesca. Los pescadores de tiburón son algunos de los mayores defensores de la conservación de los tiburones. La mayoría han cambiado de capturar-matar a capturar-liberar. El estudio ayuda a los pescadores interesados en tomar decisiones informadas sobre qué tiburón es buen candidato para esta pesca de captura-liberación.

Fuente: http://www.sciencedaily.com/releases/2014/01/140130141315.htm

Hay que acostumbrarse a las olas de calor: los eventos de extremos del niño se duplican.

Hay que acostumbrarse a las olas de calor: los eventos de extremos del niño se duplican.

Día. Enero 19, 2014

Fuente: Universidad de Nueva Gales del Sur

Imagen

Los fenómenos meteorológicos alimentados  usualmente por el fenómeno de El Niño, como la ola de calor de 1983 que produjo  los incendios forestales del miércoles de ceniza en Australia, es probable que se dupliquen en número  ya que nuestro planeta se calienta.

Un equipo internacional de científicos de organizaciones, entre ellas el centro ARC de Excelencia para el Sistema Climático Ciencia (COECSS), la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica    EE.UU. y CSIRO, publicaron sus hallazgos en la revista Nature Climate Change.

“Actualmente experimentos inusualmente  intenso episodio del Niño cada 20 años. Nuestra investigación muestra que este será el doble en un evento cada 10 años”, dijo el co-autor, el Dr. Agus Santoso del Sistema Climático Ciencia (COECSS).

Dijo el doctor Santoso, “Los eventos de El Niño son un problema multidimensional, y solo ahora se nos empiezan a comprender mejor como responden al calentamiento global”. Los eventos del extremos de El Niño, que aparecen por primera vez en el Pacifico occidental. El Niño se produce cuando las temperaturas superficiales del mar de más  de 28° C se desarrollan  normalmente en  este del Océano Pacifico ecuatorial. Esta es la ubicación  para el origen de la temperatura que provoca grandes cambios en los patrones de precipitación global.

El co-autor Dr. Mike dijo, “La cuestión de cómo el calentamiento global cambiara la frecuencia de eventos extremos de El Niño ha desafiado a los científicos durante más de 20 años”.

“Esta investigación es el primer estudio global de la cuestión de producir resultados sólidos y convincentes”, dijo el Dr. McPhaden. Los impactos de los eventos de El Niño extremos se extienden a todos los continentes en todo el mundo.

El evento 1997/98 solo causo $ 35-45 EE.UU. billones en daños y se cobró 23.000 mil vidas humanas en todo el mundo.

El principal autor, de CSIRO, Dr. Wenju Cai dijo. “Durante los países de mayores eventos extremos de El Niño en el Pacifico occidental, como Australia e Indonesia, sufrió devastadoras sequias e incendios forestales, mientras que las inundaciones catastróficas ocurrieron en la región ecuatorial oriental de Ecuador y norte de Perú”.

En Australia, las condiciones de sequía  provocados en 1982-1983, previamente el miércoles de ceniza los  incendios forestales que hubo  el sureste de Australia,  a lo que va del año ya son 75 muertes.

Para lograr  estos resultados el equipo examino 20 modelos climáticos que simulan consistentemente  importante reorganización precipitaciones durante eventos de El Niño extremo. Encontraron un aumento sustancial del acontecimiento de los próximos 100 años de como el Océano Pacifico oriental se calienta en respuesta al calentamiento global.

“Esta última investigación sobre la base de los patrones de lluvia, sugiere que los eventos de El Niño probablemente se duplicara en frecuencia a medida que el mundo se calienta líder para dirigir los impactos sobre los fenómenos meteorológicos extremos en todo el mundo.”

“Para Australia, esto podría significar que las olas de calor del verano, al igual que se han producido recientemente en el sur-este del país, podría obtener un impulso adicional si coinciden con extremo de El Niño”, dijo el co-autor, el profesor Mateo Inglaterra desde COCSS.